Sáb. Dic 10th, 2022

Emigrar es una decisión y un proyecto para todas las personas que desean mejorar su calidad de vida así como alcanzar otras metas a nivel personal y profesional, para que nuestro proyecto migratorio sea exitoso depende de nosotros mismos, así como de nuestra actitud. 

Hay varios factores dentro de nosotros que definen nuestro éxito personal, están relacionados con nuestras propias actitudes y nos ayudan a integrarse positivamente a nuestro nuevo entorno. 

Actitudes que debe tener todo emigrante

Actitudes que debe tener un inmigrante 

Confianza y seguridad: si no confiamos en nosotros mismos será difícil que otras personas confíen en nosotros, así como confíen en nuestras habilidades o destrezas, es importante que proyectemos seguridad en cada cosa que realizamos y de esta forma estaremos abiertos a nuevas oportunidades. 

Perseverancia: ser constantes con nuestros sueños y objetivos debe ser una prioridad, es por ello que la perseverancia juega un rol fundamental en ello, la experiencia de emigrar suele ser un tema difícil, algunas situaciones pueden ser positivas y otras negativas pero ninguna puede ser un impedimentos para seguir luchando por lo que queremos. 

Solidaridad: tener una buena actitud y colaborar con nuestros semejantes será una virtud y que seguramente muchas personas también se animen a tener esta misma actitud hacia nosotros o hacia los demás. 

Amar la diversidad: como inmigrantes es necesario promover la unión y la tolerancia respetando la diversidad, una buena forma de hacerlos es uniéndonos a grupos del lugar y así conocer sus costumbres, culturas, historias, gastronomías, religión e idioma, así cambiaremos un poco la perspectiva de este lugar. 

Ser amigables: nuestra apariencia física es importante, por lo que debemos lucir lo más pulcros posibles, además de mostrar una personalidad abierta y divertida, sonreír siempre, caminar erguidos, reírnos de bromas de otras personas de nuestro entorno es una buena manera de integrarnos. 

Ser sociable: es difícil que nos integremos al nuevo lugar si siempre estamos en casa, además de compartir con los compañeros de trabajo y vecinos, es importante salir, visitar lugares, compartir con la gente del lugar, es una forma de ir conociendo e integrándonos al nuevo lugar donde decidimos vivir. 

Ser respetuosos: es importante mostrar respeto por las costumbres y tradiciones de otras personas, por muy extrañas que estas parezcan, es importante recordar que ellos están en su país y nosotros somos los que estamos llegando.

Ser agradecidos 

Es común sentirnos tristes luego de dejar nuestro país para iniciar una nueva etapa en nuestras vidas, es una sensación más común de la que muchos creen, ya que la soledad, la distancia y el desarraigo causan diferentes estragos, es entonces cuando llega la nostalgia y la ansiedad. 

Dejar que estos sentimientos invadan nuestra vida puede hacer que no podamos cumplir con nuestras metas, de allí radica la importancia de mantener una actitud positiva y agradecida constantemente. 

Finalmente, es importante mantener una sensación de seguridad, es por ello que es importante hacer un duplicado de llaves y tenerlas en nuestro nuevo hogar, en caso de que la cerradura falle en cualquier momento y estemos propensos a quedar fuera de casa. 

Por admin