El desde sus inicios como población el hombre, ha tenido bajo su cargo el resguardo y cuidado de los animales, razas en diferentes épocas, estratos sociales, etnias. En su afán de conquistar todo a su alrededor, ha llegado a mermar la población de algunas especies animales.

A raíz de las medidas de confinamiento decretadas a nivel mundial para detener el avance del covid-19, el hombre se vio obligado a encerrarse, a resguardarse para su supuesta seguridad. Sin embargo los que resultaron beneficiados a plenitud fueron los animales.

Como resultado de este encierro humano, es muy agradable poder escuchar el trinar de los pájaros, que no se ven ahogados por el ruido ensordecedor de los vehículos, las aguas oceánicas ha permitido que se observen delfines, ballenas cerca de las costas nadando tranquilos.

Algunas especies que se encuentran en peligro de extinción se pueden ver transitando con calma y tranquilidad, donde el hombre no les perturba ni les causas ningún tipo de daño.

La relación post pandemia entre el hombre y el reino animal

Definitivamente sin la influencia humana la naturaleza va ganando terreno de recuperación, la ausencia del hombre les permite a los animales recorrer sitios que en otras condiciones a las que llamaríamos normales no podrían, siendo inclusive peligroso para los animales.

Un carro pudiera hacerles daño, un barco pudiera herir algún animal marino, las redes de pescar no son en este momento un riesgo latente para algunas especies, los desechos en playas y bosques al verse mermados por la presencia humana les permite vida a los animales.

Muchos individuos confinados han podido darse cuenta que la relación, hombre-naturaleza, la que incluye los animales, es necesaria para su bienestar, un cerrajero en Gracia proporciona bienestar al proveer seguridad, al extrañar el contacto con la naturaleza le daremos el valor que merece.

La culminación del confinamiento humano demostrará si realmente aprendimos la lección, que el ser humano necesita del planeta en su totalidad, como un todo, planeta tierra, reino animal y ser humano como parte integral unos de otros, una relación benéfica para todos.

La naturaleza y la biodiversidad

La relación naturaleza y la biodiversidad es la mejor relación de seguridad que podremos encontrar, la reducción del acelerado  ritmo de vida del humano ha destruido parte del planeta, así como su población animal. Viéndose afectado en algún momento por este desequilibrio.

Esto ha proporcionado un gran beneficio para al ambiente, la pregunta es ¿Cómo será el regreso gradual del hombre a sus actividades? Y  si ¿tomará en cuenta la recuperación del planeta? Por ahora estudios mencionan que el hombre debería tomar en cuenta el ambiente.

El crear conciencia desde los más pequeños hasta los adultos responsables de algunas actividades, proporcionará de manera segura una adecuación en la relación con la diversidad, es que la producción de alimentos, el suministro de agua potable se verán afectados.

Promover el uso sostenido del medio ambiente, la protección a los ecosistemas, así como de las especies redundará para el bienestar del ser humano, su supervivencia depende de ello y su compromiso.