Mié. Oct 5th, 2022

Para muchas personas, el deseo de un mayor salario es uno de los principales factores que motivan la búsqueda de un nuevo empleo.

Aunque no es la única consideración, si pudieses ganar más dinero haciendo el mismo trabajo en otro sitio, merece la pena al menos explorar tus opciones. Pero para ello, primero hay que creer en la posibilidad de cobrar más por el mismo trabajo.

¿Por qué ganas tan poco?

Una profecía autocumplida

Según un estudio reciente, la mayoría de la gente subestima considerablemente lo que se gana en trabajos similares en otros lugares. Y esto puede ser un problema para todos, incluso para cualquier cerrajería en Barcelona.

Los investigadores afirman que esto impide que la gente busque trabajos mejor pagados o que se les pague más por su puesto actual, lo que perjudica especialmente a los que menos ganan.

Existen ciertos indicios de que, si los trabajadores fueran más conscientes de las disparidades salariales, una parte de los empleos mal pagados serían sencillamente inviables con los salarios actuales.

En general seguimos siendo reacios a hablar abiertamente de los salarios, y esta es una de las poderosas razones por las que la gente no busca información salarial.

Es decir, al creer que no podemos ganar más, terminamos ganando menos, y hacemos que otros ganen aún menos. Así se cumple la profecía de que las empresas mal pagadas pueden rebajar aún más los salarios a las personas que están mal informadas sobre el mercado de trabajo

¿Qué nos impide ganar más?

Con los trabajadores más demandados que nunca, en medio de la agitación de la pandemia, desarrollar un poco más de curiosidad salarial bien podría reportar dividendos.   

A los participantes del estudio se les preguntó si creían que, en caso de cambiar de empresa en los próximos tres meses, que ganarían más, menos o aproximadamente lo mismo. La mitad dijo que creía que ganaría más o menos el mismo sueldo.

Pero cuando se comparan estas creencias con los salarios reales, queda claro que estas creencias sobre los posibles salarios futuros son claramente pesimistas. La mayoría de sus antiguos colegas declararon haber visto «grandes cambios salariales positivos» al cambiar de trabajo.  

Si esos trabajadores supieran que están tan mal pagados decidirían potencialmente empezar a buscar en otra parte. 

Una investigación incómoda

La investigación sugiere que, aunque la mayoría de los empleados quieren más información sobre los salarios, para poder tomar mejores decisiones, en realidad son muy reacios a compartir o pedir esa información ellos mismos.

Hasta un 90% de los encuestados ha dicho que se sentiría incómodo preguntando a un colega lo que ganaba, y casi 40% no compartiría su propio salario, incluso si se le pagara una pequeña bonificación por hacerlo.

Otra investigación afirma que esta reticencia se debe a la preocupación de las personas por “lo que podría significar para sus relaciones con los demás”.

Este es el caso de los trabajadores que creen que podrían ganar mucho más o mucho menos que sus compañeros, y temen que si la gente sabe lo que ganan pueda perjudicar su estatus en el lugar de trabajo.

Por admin