Si siempre estás preocupado por lo que pueda suceder y sientes que estás en alerta constantemente por lo que te cuesta mucho relajarse o conciliar el sueño, son algunos de los síntomas de la ansiedad. 

La ansiedad es un trastorno psicológico que entorpece nuestras obligaciones diarias y nuestra vida cotidiana, así como nuestras relaciones, en muchas ocasiones nos sentimos mal y no comprendemos porque, en otros casos somos conscientes de nuestro estado pero no podemos controlarlo. 

Síntomas evidentes de la ansiedad 

Para combatir un trastorno es indispensable reconocer los síntomas y saber porque aparecen, comprenderlos, conocer que es la ansiedad y cómo se manifiesta es la mejor forma de identificarla y tratarla. 

La ansiedad funciona como un mecanismo de autodefensa ante diferentes situaciones que nuestro cerebro reconoce como situaciones peligrosas, por lo que él enviará señales para advertirnos y salvarnos del peligro, aceptar la ansiedad nos ayudará superarla. 

Entre los síntomas más comunes están la impaciencia, temblores, nerviosismo, tensión muscular, sudoración, dolor de cabeza, irritabilidad, dificultad para concentrarse, alteración en el sueño, cansancio, entre otras manifestaciones. 

La regla de los 2 minutos 

La mayoría de expertos indican que lo mejor es hacer las tareas que no requieren más de 2 minutos y no pasarla, recordarla consume más energía que llevarla a cabo, además la acumulación de tareas repercutirá en el aumento de la ansiedad, la organización es un punto clave para evitar la ansiedad. 

Buscar soluciones rápidas para la ansiedad no es una buena opción, beber alcohol, fumar o consumir medicamentos o sustancias tranquilizantes aunque brinden algún tipo de alivio, no es recomendable porque puede afectar nuestra salud e incluso no podrá disminuir la ansiedad. 

Para muchos especialistas el alcohol es un depresor ya que después de beber nos aporta una sensación de tristeza y frustración por no haber logrado lo que deseamos y el cigarrillo funciona como un estimulante para la ansiedad, además de tener efectos negativos en nuestra salud. 

Consideraciones finales 

Uno de los momentos del día en el que la ansiedad se manifiesta con más fuerza es al momento de ir a dormir, es en este momento en que las preocupaciones invaden nuestros pensamientos, por diversas sensaciones de miedo. 

Ante el miedo de estar solos o por pensar que puede pasar algo malo mientras se duerme, lo mejor es buscar cerrajeros Sarriá profesionales para que instalen dispositivos de seguridad en nuestro hogar, y también es importante realizar ejercicios de respiración y relajación para conciliar el sueño. 

Relajarse física y mentalmente es importante para ir poco a poco tomando el control de la situación, unas buenas técnicas de relajación te ayudará a disminuir la ansiedad y controlar sus efectos en el organismo. 

La mayoría de expertos afirman que es muy complicado salir de la ansiedad solos, por lo que es importante rodearse de familiares y amigos y buscar ayuda médica si ves que los síntomas no disminuyen, incluso para muchos pacientes un beso y un abrazo en el momento adecuado puede ser de mucha ayuda. 

Finalmente, descansar es primordial para controlar la ansiedad y así renovar energías, también es importante reir, mimarse, escuchar música, tratar de ser feliz para sentir más vitalidad y lograr el equilibrio que queremos en nuestra vida.