El 2020 ha sido un año totalmente inesperado, y es que el mismo se suponía debería ser un año de muchos logros para muchos, y se ha convertido en un año de perdidas, algunas para bien, y otras no tanto, y es que todos hemos perdido algo en este año, desde la oportunidad de viajar, hasta personas queridas.

Lo cierto es que ese será un año que será recordado para siempre, un año en que el que definitivamente hemos aprendido muchas cosas, y aunque no se ha terminado, ya muchos creen haber tenido suficiente, pero parece que cada vez que pasa es más intenso que el pasado.

Hay que aprender de todos los acontecimientos

Las experiencias siempre son buenas, son justamente lo que nos hacen crecer y de la experiencia de la pandemia, aunque te haya ido bien o mal, algo se debe sacar, nos debe enseñar mucho, por lo tanto hay que sentarse y reflexionar sobre la situación que se está viviendo.

Por ejemplo, si somos víctima de un robo, hay que saber que quizás el mismo ocurrió porque no teníamos nuestra casa protegida, es una consecuencia entonces de nuestra irresponsabilidad, por no haber contratado los servicios de los cerrajeros profeisoanles.

Y es que muchas veces dejamos las cosas para después, y creemos que no nos va a tocar, como los contagios de Covid.19, así pasa también con la seguridad por ello la mejor decisión es contratar a los cerrajeros y olvidarse de los problemas de seguridad.

Hay que sacar lo mejor de cada uno

Hay que sensibilizarse con lo que está sucediendo en el mundo, y es que ciertamente la pandemia ha golpeado a unos países mas que otros y a unas personas más que a otras, ya que hay quienes pueden confinarse tranquilos en sus casas, sin preocuparse pro nada más que descansar y pasarla bien.

Pero hay otras personas que deben salir a trabajar para poder buscar el sustento a sus familias, o porque sus trabajos les obligan a estar al frente en la lucha contra la pandemia, como es el caso de los médicos.

De manera que es muy importante estar consciente de que no todos la están pasando bien, hay que ser solidarios, y hay que agradecer lo que se tiene, porque hay gente que la está pasando realmente mal, ya que quizás tu hayas perdido tu oportunidad de viajar por el mundo, mientras otros han perdido madre, padre, hijos, hermanos,  parejas y amigos, una situación muy difícil.

Nunca hay que sentirse inmortal

La mortalidad, la muerte es la realidad mas palpable que tenemos los seres humanos, es lo unió que tenemos seguro en esta vida, y a veces muchas personas se olvidan de eso, pro esta razón si algo nos ha enseñado la pandemia es que todos somos frágiles, no importa tu dinero, tu posición, si eres conocido o no, en cualquier momento puedes morir, por ello hay que tomar la vida en peso.